CPC - 5ª Jornada: Desde Corgo... (3)

Temas relacionados con el Camino de Santiago

CPC - 5ª Jornada: Desde Corgo... (3)

Notapor Resentido » Mié Nov 02, 2016 8:00 am



A eso de las cuatro y media recojo todo y vuelvo al puente. En cuanto enfilo la salida veo venir en sentido contrario a las dos Walkirias. Charlamos unos minutos. Están encantadas, porque les ha tocado litera en la parte alta, esa especie de buhardilla de cara al puente y la villa, y lo cierto es que recuerdo esa maravillosa vista, no me extraña verlas tan contentas. Tampoco puedo evitar decirles lo mucho que me gusta Ponte de Lima y darles alguna que otra recomendación. Tras despedirnos llego, pocos metros después de acabar el puente, a la casa rosa, la llamada Casa do Amado, que funciona hace unos años como albergue de peregrinos. Es vieja conocida mía, primera vez en este Caminho que repito para dormir lugar de otra ocasión anterior.


Imagen


El albergue está bastante concurrido. Una chica me recibe y toma los datos, y otra me conduce a la estancia asignada. Bueno, incluso indican el número de litera, supongo que lo controlan para evitar un posible caos en fechas en que el albergue puede llegar a llenarse.


Imagen


En la habitación constato una mezcolanza de italianos, portugueses, anglófonos, y sigo sin coincidir con peregrinos españoles. Concluidas las abluciones acostumbradas renuncio a cualquier tipo de descanso, quiero aprovechar todo mi tiempo en Ponte de Lima, así que cruzo el puente, disfrutando de esa panorámica que tanto me gusta.


Imagen


Ya en el centro saludo al Polski Team, que vuelvo a encontrar. Doy una despaciosa vuelta por ese precioso casco antiguo, con el par de callejuelas paralelas al río de aspecto tan evocador y sus rincones encantadores.

A la hora de hacer un receso está claro el lugar: la emblemática Cervejaria “Rampinha”. Conozco este local desde hace mucho, por supuesto cuando aún lo regentaba su antiguo dueño, que murió hace tres años víctima de una enfermedad. Por fortuna, los nuevos propietarios mantienen el espíritu anterior, no es difícil adivinar quién era el ídolo del entrañable señor Tavares.


Imagen


Luís Tavares tuvo siempre el local forrado de menciones a la revolución cubana, ya fueran fotos, dibujos, recortes de prensa y demás. Pero, sobre todo, centrado en la figura del Che Guevara. Ya desde el exterior, que exhibe un cartel anunciando: “Che, bem-vindo a Ponte de Lima”. Dentro, aparte de algún que otro icono (no falta un gran dibujo del inolvidable José Afonso), la pared de la derecha, frente al mostrador, está repleta de referencias al Che. Incluso con una fotografía y su correspondiente placa conmemorativa de la visita al local de Camilo Guevara, hijo del Che, el 15 de junio de 1998.

Lo que sí haría caer de espaldas a Tavares si levantara la cabeza es el hecho de que en su local ya no sea posible tomar una cerveza portuguesa. Nada de “Sagres”, nada de “Super Bock”... sólo trabajan la cerveza internacional. Y ni siquiera, por lo menos, alguna cerveza cubana. Tomo una belga de abadía; irreprochable, por supuesto, pero no es el lugar. Paso un rato verdaderamente agradable, viendo una vez más todos los recuerdos esparcidos por las paredes y escuchando la música que tienen puesta. Soy muy sensible a la música en el Caminho. Guardo por casa hallazgos musicales diversos durante mis Caminhos, temas o discos que me coincidió escuchar en un momento dado, que tocaron alguna fibra sensible, y que una vez identificados pasaron a formar parte de un particular conjunto musical Caminheiro.

Mientras tomo una segunda cerveza pregunto al camarero si me sabría decir qué disco está sonando. Me lo aclara: se trata del “Concerto Acústico”, de Rui Veloso.


“Não há estrelas no céu a dourar o meu Caminho.
Por mais amigos que tenha sinto-me sempre sozinho...”


Me gustaría conseguirlo, pero no parece que pueda ser fácil, pues se trata de un disco del año 2003. Sin embargo, me dice que justamente mañana, desde temprana hora (sobre las siete), hay un mercado de antigüedades en la Avenida dos Plátanos, quizá ahí sea factible encontrarlo.

Abandono el local (como reza el texto de un dibujo con la archiconocida imagen del Che: “Hasta la Rampinha siempre”). Vuelvo a hacer el recorrido nostálgico de la villa.


Imagen


Imagen


En ese equivalente a un paseo marítimo que hay al borde del río hay una serie de tiendas de productos gastronómicos, ropa y recuerdos. Hay material deportivo, así que miro a ver si tienen la camisola que ando buscando, pero sin fortuna, ya que (no recuerdo si lo he dicho) parece ser que este año Portugal ha ganado la muy prestigiosa Eurocopa de Naciones, por lo visto con absoluto mérito, y eso ha disparado las ventas. Tampoco me pierdo el panel de azulejos que reproduce un bonito poema de António Feijó, escritor local: “O amor e o tempo”. Una bonita alegoría que refleja el fin del amor con el paso del tiempo.

Sentado en un banco junto al puente distingo a lo lejos de nuevo al Polski Team. El hombre discute acaloradamente con un taxista, y luego le veo coger el teléfono que dicho taxista le pasa, continuando sus gritos. No sé qué historia se llevan.

Llega el momento de cenar. Me decido por algo ligero en un bar conocido indistintamente como “Os Telhadinhos” o... “Tasca das Fodinhas” (no, no hay errata, y la raíz de la palabra indica exactamente lo que parece). En la fachada un cartel anuncia las denominaciones picantes de sus platos, que dejan a uno un poco estupefactado: “Fodinhas Quentes na Rachinha”, “Esquenta-me a Ponta”, “Pauzinho Bem Direito”, “Pega em mim que te Consolo”... Son sólo un motivo divertido, porque luego la carta es “normal”, aunque en realidad tiene su traslación a las divertidas denominaciones, según me comentará la camarera.

Pido dos croquetes de alheira (típico embutido) y dos bolhinhos de bacalhau. Para beber, vino tinto. La camarera me pregunta por la cantidad con una palabra que desconozco, y vista mi ignorancia acaba por traerme la muestra. Siempre se aprenden cosas nuevas, esto es una “tijela”...


Imagen


Como nocturna excepción (el lugar lo merece) tomo en una terraza del Largo de Camões un café y un bagaço. Después cruzo el puente, de retirada hacia el albergue...


“O sol já se quer deitar,
está na hora de abalar,
arrepia-me esta aragem.
Fui onde Deus pôs a mão,
volto a minha condição
de regresso à outra margem.
A cidade é tão bonita...”


Imagen

Resentido
Peregrino veterano
 
Mensajes: 1053
Registrado: Sab Jun 17, 2006 3:42 pm

Re: CPC - 5ª Jornada: Desde Corgo... (3)

Notapor amodo » Vie Nov 04, 2016 1:37 pm

Leyendo sobre el propietario de la cervejaria Rampihna, ¡Jo, lo que se puede aprender contigo de Portugal!, me encuentro con una frase que le viene al pelo, ahora que ya dejaste los fuegos al sur; y le bien muy bien: "Do norte de Portugal, e con un cheirinho da Galiza: bon Caminho!"
Imagenamodo
Avatar de Usuario
amodo
Peregrino veterano
 
Mensajes: 1288
Registrado: Jue May 01, 2008 10:14 pm
Ubicación: Rias Baixas


Volver a Foro Peregrinos

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: Google [Bot] y 1 invitado